Reseña: Like A Memory [Sea Breeze meets Rosemary Beach #1 — Abbi Glines]

Reseña: Like A Memory [Sea Breeze meets Rosemary Beach #1 — Abbi Glines]

Título: Like a memory
Saga: Sea Breeze meets Rosemary Beach #1
Autora: Abbi Glines.
Sinopsis: Un recuerdo.
Un verano especial.
Lo único en lo que Bliss logró perderse cuando el miedo y la enfermedad fueron demasiado, era en los momentos que nunca serían dañados por la dura realidad que la perseguía...hasta ahora.
Bliss York no llevaba la vida de una adolescente normal. No iba a los partidos de fútbol de los viernes por la noche, no paseaba por los pasillos todos los días con sus amigas, no fue al baile de graduación ni siquiera se acercó a recibir su diploma. Todo le fue arrebatado el invierno de sus quince años cuando le dieron el diagnóstico que nadie quiere oír nunca.
Tenía leucemia.
Siete años después de pasar un verano con una chica que supo siempre sería su primer amor y se le escapó, Nate Finlay regresa a Sea Breeze para ayudar a su prometida con la apertura de su nueva boutique de ropa. Cuando entra la nueva empleada, Nate es llevado siete años atrás, a la chica que pensó amaría para siempre. La que nunca respondió sus llamadas ni sus mensajes de texto. La que lo alejó completamente sin ni siquiera una despedida y rompió su corazón.
Ellos se convirtieron en personas diferentes. Ya no eran esos adolescente con estrellas en sus ojos. Pero nada de eso importa cuando tu corazón te dice que es el indicado.
Reseña:

"La vida no era fácil. El amor no era fácil. No de la manera real al menos. Lo real duele como el infierno y te da los mejores momentos de tu vida."
No sé ni por dónde empezar, de todo lo que tengo para decir.
Primero, está fusión de Sea Breeze con Rosemary Beach es alucinante, muuuy buena idea, y más siendo con los hijos de los personajes que tanto amamos. Un encuentro entre Cage York y Rush Finaly sería lo más fenomenal de la vida, dos potencias se saludan. Capaz marea un poquito con todos los nombres de los herederos que aparecen y recordar los nombres, reconocerlos por los apellidos pero de a poco uno se va acostumbrando.
Segundo, me sentí demasiado identificada con esta historia, pero no en un plano superficial y porque todos nos sentimos un poco identificados con una historia de amor desagarradora y que te rompe. Sino en un plan profundo, emocional y mental. Conocí al primer chico con el que salí a mis quince años, fue solo unas semanas durante el verano de ese año y no lo volví a ver después de que pasaron siete años, los dos con 22 años, y no estoy mintiendo, es completamente real. Y ese es el porqué de cómo me sentí leyendo esta historia.
Sé que hubo muchas críticas de esta historia, con respecto a la actitud de Nate hacia Bliss, que decisiones tomaba y qué hacía para remendarlas. Y voy a dar mi opinión.
La historia me pareció super moderna, no creo que le haya faltado algo, quizás mejorar alguna que otra cosa, pero no creo que Abbi haya fallado al escribirla.
Los personajes son grandes ya, adultos, y al ambientarlos en la actualidad, tienen que tener otra actitud, como explica Nate en un momento y habla de su libertad y de no querer sentirse atado a nada, con ganas de querer ver el mundo. No me pareció mal, pero tampoco perfecto sino correcto, es algo común que hoy en día pasen esas cosas y se tenga esos pensamientos, estamos acostumbrados a lo tradicional, que no está mal, pero después de venir de 20 historias de personas que morirían de amor por la persona que aman, esto nuevo nos choca un poco.
Bliss me parece excepcional, creo que muchas quisieramos tener la entereza, la fuerza, la voluntad, el coraje y las ganas que ella tiene para vivir el resto de su vida. Es preciosa, delicada, justa, no es arrogante, es amable, noble, es feliz. Tiene una familia hermosa, como sabíamos que Cage y Eva iban a tener y lo cumplieron. Y amigos para toda la vida.
Nate, me cuesta verlo como un hombre ya, lo vimos tantas veces desde que nació hasta los cinco años más o menos, que imaginármelo ya como alguien independiente me costó un par de veces, pero Abbi logró captar el magnetismo de Rush en él, es tal hijo de su padre, no podía ser de otra manera. Me encanta que haya sido el primero, porque fue el primer niño de toda la saga, con el que todas nos encariñamos y lo amamos. Todos cometemos errores y a veces no sabemos como solucionarlos, o no sabemos qué hacer con ellos. Y no por eso Nate es un insensible o mala persona. Solo está descubriendo cosas nuevamente.
La historia, mucho no puedo ni quiero decir, porque me tocó muy de cerca en muchísimos momentos.

"Amé a Nate Finlay, incluso si ese amor fue unilateral. Fue suficiente para mí. Sabía lo que era el amor. Llegué a experimentarlo dos veces en periodos muy cortos, pero ambos con él."

Abbi logró captar mi propia historia en muchísimos momentos. Lloré, mucho, por ellos, por Bliss, por mí y por mi corazón emparchado. Nunca un libro me había tocado de esa manera, fui Bliss por muchos momentos y lloré por las dos.

"El amor no debía causar esto. Se suponía que te haría feliz y toda esa mierda que había allá abajo. Como las personas casadas que crecí viendo y preguntándome si el amor era así de grande. O simplemente un montón de trabajo."

Todos queremos nuestro cuento de hadas con finales felices, ya sea con príncipes o no. El amor está para vivirlo, para sentirlo, para adorarlo, para amarlo. Y como piensa Nate: El amor no debería causar tristeza, angustia y dolor. Pero lo hace y no podemos evitarlo. Mi historia lamentablemente no termine como la de Bliss, pero al final lloré de felicidad por ella y por Nate, porque después de todo y de las hermosas familias de dónde vienen, ellos pertenecen juntos. Esos ojos azules y ese par de ojos plateados, nos van a perseguir mucho. Ya son especiales.
Se las recomiendo desde lo profundo de mi corazón. Es la primera historia de muchas que van a venir, según tiene pensado Abbi. Asique a disfrutar de la nueva generación. 

[COMENTÁ TU EMAIL Y TE ENVIAMOS EL LIBRO]

Madness —

0 comentarios:

Publicar un comentario